Lo que no te cuentan de las bodas

En la era de las redes sociales y los blogs, cada decisión que tomamos (especialmente las estéticas) pasan antes el filtro de Instagram, Pinterest o cualquier blog de moda abanderado por una buena influencer que nos inspire… Pero lo cierto, es que, casi ninguno te cuenta las partes feas y frustrantes de organizar una boda. Es por eso, que hoy, os recopilo mis “bajonas bodiles” y como atajarlas!

  • TODO EL MUNDO OPINA
Rock & Roll bride

Celebrar que amas a una persona debería ser algo íntimo y personal, algo que de ningún modo, se saliese de los deseos que tenga la pareja al respecto. Pero en la práctica, la realidad suele ser otra, el dinero, las tradiciones, los compromisos, y las ganas de ayudar (a veces mal entendidas) te provocarán muy probablemente, los primeros disgustos. Y esto es así en el 98% de los casos seas quien seas y vengas de dónde vengas, al oír la palabra boda, la gente de tu alrededor sentirá el incontrolable deseo de decir que piensan aunque no se lo hayas preguntado.

SOLUCIÓN
: No hagas ni caso a nadie. A veces parece difícil, pero si quieren una boda a su gusto, que se casen y recasen ellos. En general la gente no sabe más que tú de bodas (aunque se haya casado varias veces) y de vuestra boda sólo sabéis vosotros, así que haz lo que sientas hasta las últimas consecuencias (este consejo aplica a todo en la vida).

 

  •  LA “PASTA”

Esto varía mucho en función del dinero que tú tengas, el que tenga la persona con la que te casas y en muchos casos del que tengan vuestras familias, pero lo cierto es que los blogs de bodas siempre nos muestran bodas reales, sí, pero de las que cuestan un riñón. 

Si pensáis hacer una boda mediana (unos 150 invitados) con banquete y barra libre buena música y buen fotógrafo, será muy difícil que el presupuesto baje de los 25.000 o 30.000 euros. Y esto, por muchas vueltas que le deis, es así.

SOLUCIÓN: explorar otras alternativas de boda, como invitar solo a copas y fiesta, reducir el número de invitados a lo estrictamente necesario, cocinar vosotros mismos en un picnic gigantesco, recuperar las costumbres de la erasmus y decir que se traigan una botella de lo q beban y unas patatitas…. En fin, hay mil opciones para reducir la factura, pero como siempre para ahorrar hay que explotar la creatividad a tope y os adelanto, que por muy DIY que sea la boda, celebrarlo, siempre supone un gasto importante.

 

  • PERDER EL NORTE

Cuando llevas varios días y semanas preparando e imaginando tu boda, y has leído y visto todo lo que jamás imaginaste sobre cómo celebrarlo (tú que pasabas de todas estas cosas, si tú) puede que de pronto necesites de todo: detallitos solidarios para los invitados, food trucks, cuarteto de cuerda, fuegos artificiales, alpargatas y pashminas para todo el que pase, recena y desayuno si me apuras…

Hace un tiempo, Casilda se casa escribía en un post que había gente que le pedía salir en su blog incluso antes de casarse, y ella, con mucha razón, explicaba cuánto le horrorizaba que alguien pensase en eso, desvirtuando por completo el hecho en sí del matrimonio. Si habéis sufrido esa enajenación no leáis mi blog, se os ha ido demasiado y encima os caeré fatal.

SOLUCIÓN: Excel y echar cuentas, se te pasará rápido la tontería y pronto todo será superfluo! Y si te obsesionas con querer salir en un blog… Monta uno propio y déjate de bobadas!!

 

  • LOS INVITADOS HORTERAS 

Via Pinterest

Si, lo has pensado, has pensado en tu primo el que se va a poner una camisa morada, o tu compi de curro ataviada con telas tornasoladas. Quizás incluso has pensado en decirle al fotógrafo que les saque “poquito” en el reportaje…

SOLUCIÓN: respirar profundo y sacar de ti ese absurdo complejo de Anna Wintour que te ha entrado! Quién eres tú para juzgar el estilo de nadie? Y menos aún de alguien que se ha vestido como mejor sabe para ti!  

 

  • LAS DISCUSIONES

Discutirás con tu pareja, si. Un poco o un mucho, pero algo discutirás.


SOLUCIÓN:
recordar juntos porque estáis montando todo esto, y restar importancia a si queréis solomillo o pato. Nunca vais a dar gusto a todo el mundo, así que pensad solo en vosotros. 

 

  • LA GENTE QUE TE FALLA

Puede que de entre todos tus invitados, haya unas cuantas personas que no puedan ir. Y puede que con 1 o 2 te lleves un golpe de realidad y veas que les importabas más bien poquito… No worries, las sorpresas y el amor de la gente siempre superan con creces las decepciones.

SOLUCIÓN: apenarte por los que verdaderamente no han podido ir, y recordarlos de algún modo y alegrarte por los que podían y te han fallado. Es lo que yo llamo la “selección natural de los invitados”, no van a estar en tu boda y probablemente en tu vida tampoco. Mejor para todos 🙂

 

  • EL DRAMA DEL VESTIDO

Esto va especialmente para las chicas. Por mucho que te guste tu vestido, por muy vintage de tu tía abuela que sea, por muy lo diseñó no sé quién, no falla, siempre hay alguna prueba, a la que vas y de pronto te ves disfrazada y fea. Es lo que hay.


SOLUCIÓN:
no hay, simplemente se pasa.

 

Via Pinterest

Seguramente habrá más escollos que no he recogido en este breve listado (si tenéis alguno no dudéis en decírmelo que lo añado!) pero al final, lo único importante de todo esto, es reírse. Como dice mi amiga María, si te lo pasas bien, tus invitados se lo pasarán bien, y al fin y al cabo… Para eso montamos todo este lío, no?

Besos!

Mrs. Shabby

y ahora… ¡SI ME QUERÉIS, SEGUIDME!

InstagramFacebook Tienda Online

 

Anuncios

2 thoughts on “Lo que no te cuentan de las bodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s