Mi vida en mint

Todas las temporadas me pasa, me enamoro de un complemento o prenda y me lo pongo hasta el desgaste. Este año no se trata de ropa, se trata de un color: el MINT, y estoy convencida que no soy la única.